Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 6 cucharadas rasas de azúcar
  • 6 cucharadas colmada de harina
  • Azúcar molido
  • Mantequilla
  • Harina para untar el molde
Preparación:
Batiremos las yemas con un tenedor o con varillas. Cuando estén espesas, añadiremos el azúcar y seguiremos batiendo hasta que tengan bastante consistencia, como un cuarto de hora.
Agregaremos las claras a punto de nieve, batiremos todo junto y, por último, incorporaremos la harina, removiendo solo lo necesario.
Echaremos la masa en un molde de roscón (forma de cono con un agujero central) untado de mantequilla y espolvoreado de harina y meteremos a horno moderado una media hora.
Estará en su punto cuando esté dorado y se desprenda de los bordes con facilidad. También se puede comprobar pinchando con una aguja, que deberá salir limpia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *