El Carnaval de Cobres en Vilaboa, Pontevedra

Galicia es cuna de muchos acontecimientos vibrantes y llenos de vida, ninguno como el que se remonta siglos atrás. La tradición oral, transmitida de generación en generación, le ha valido su reconocimiento oficial como punto de interés turístico. Todo el mundo debería vivir en primera persona este cautivador acontecimiento.

Durante cinco días, de sábado a martes y desde las diez de la mañana hasta la puesta de sol, las «Madamas» y los «Galáns» desfilarán por diversos lugares de las parroquias de Santa Cristina y San Adrián. Con la música festiva de una banda de música, estos bailarines cautivan al público a cada paso Como recompensa a la admiración que les profesan, esparcen baratijas entre los presentes.

Los personajes de este carnaval destacan por sus vibrantes disfraces, así como por su papel en los desfiles, bailes y actuaciones:

Las madamas, mujeres de alta posición social, desempeñan un papel fundamental en el desarrollo del Carnaval. Se distinguen por su deslumbrante atuendo «peitoril»: un conjunto que incluye una blusa y una falda blanca adornadas con cintas brillantes y adornos decorativos, zapatos negros, medias finas y un extravagante sombrero. Cuidadosamente confeccionadas para distinguirse de las demás, las Madamas lucen glamurosas sin esfuerzo durante estas fiestas

Los galanes se distinguen de los demás hombres por su posición social y su seguridad económica, lo que los convierte en codiciados acompañantes de las madamas. Por ello, se visten a la moda más elegante: camisa blanca con un lazo de colores y corbata roja; pañuelo de seda que rodea la cintura y llega hasta las rodillas; pantalones blancos adornados con líneas laterales brillantes y zapatos negros rematados con un sombrero decorado con flores frescas… ¡todo un espectáculo!

Los de blanco, tanto hombres como mujeres, se sitúan en un nivel inferior de precedencia con respecto a los personajes situados por encima de ellos. Los hombres de este grupo suelen llevar una gorra o boina plana de color rojo con cintas ornamentales, mientras que sus homólogas femeninas dejan la cabeza descubierta.

Los aldeanos constituyen la piedra angular de toda sociedad y son un reflejo de su cultura. Encarnan diversos oficios, costumbres y a menudo pertenecen al segmento más humilde dentro de sus propias comunidades. Estos individuos forman parte integrante de la historia de nuestro mundo, desempeñando papeles fundamentales en la configuración de las sociedades tal y como las conocemos hoy.

Personajes esenciales, integrantes de las tradiciones y el patrimonio del Carnaval de Cobres, también figuran en esta antigua celebración.

Cada martes de Carnaval por la tarde se celebra la Corrida del Gallo. En ella participan ancianos cuidadores y guardianes del gallo, jóvenes que intentan robarlo y mujeres vestidas de luto que lamentan su inminente desaparición, ya que si es capturado por los jóvenes, acabará en un plato.

El misterioso, o predicador, envuelto en el anonimato pero expresando su desaprobación de muchos aspectos de la vida social oriental con un sermón satírico, será sin duda una de las atracciones más populares durante las fiestas de este año. No cabe duda de que su discurso divertirá a unos y avergonzará a otros al repasar todo lo ocurrido en los últimos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio